Descubren túnel bajo un templo egipcio que podría llevar a la tumba de Cleopatra, según arqueólogos

Una misión arqueóloga egipcio-dominicana de la Universidad de Santo Domingo ha descubierto un túnel de 1.305 metros de largo que data de la época greco-romana, cerca del Templo Taposiris Magna, en el oeste de la ciudad mediterránea de Alejandría, que podría conducir a la tumba perdida de Cleopatra, que fue la última gobernante del Egipto ptolemaico entre el 51 y el 30 a.C.

En un comunicado, el Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto explicó este jueves que el túnel, excavado en la roca, es de dos metros de alto y se encuentra a 13 metros bajo tierra.

La misión, encabezada por la arqueóloga Kathleen Martínez, halló cerca del templo las cabezas de dos estatuas hechas de alabastro, una de ellas de una persona del período ptolemaico, y la otra probablemente una representación de la esfinge.

Martínez, que calificó el túnel de «un milagro de la ingeniería», explicó que «los estudios iniciales indican que su diseño arquitectónico es muy similar al diseño del Túnel Yubilinus en Grecia, pero es más largo».

Martínez lidera desde 2005 en el complejo arquitectónico de Taposiris Magna una búsqueda incansable de la tumba de Cleopatra, quien, según la historia, se suicidó en el año 30 d.C después de que su amante, el general romano Marco Antonio, se desangrara en sus brazos.

«Este es el lugar perfecto para la tumba de Cleopatra», dijo Martínez al blog Heritage Key. «Si hay un uno por ciento de posibilidades de que la última reina de Egipto pueda estar enterrada allí, es mi deber buscarla. Si descubrimos la tumba… será el descubrimiento más importante del siglo XXI. Si no descubrimos la tumba… hemos hecho grandes descubrimientos aquí, dentro del templo y fuera del templo», agregó.

Parte del túnel estaría sumergido bajo el Mediterráneo

Respecto al nuevo descubrimiento, Martínez añadió que una parte del túnel está sumergida bajo las aguas del Mediterráneo, y que la misión encontró varias vasijas y tinajas de cerámica, así como un bloque rectangular de piedra caliza bajo los sedimentos de lodo.

«Numerosas evidencias arqueológicas demostraron que existe una parte de los cimientos del Templo de Taposiris Magna que se encuentra sumergida bajo el agua, y la misión está trabajando para destaparla», agregó.

Asimismo, subrayó que, según fuentes científicas, al menos 23 terremotos sacudieron la costa mediterránea egipcia entre los años 320 y 1303 d.C., lo que provocó el derrumbe de parte del Templo de Taposiris Magna y su hundimiento.

La misión egipcio-dominicana había informado en enero del descubrimiento de dieciséis catacumbas grecorromanas con sus respectivas momias en la necrópolis de Taposiris Magna, y que dan pistas de las características de la momificación en esa época.

Los descubrimientos conseguidos hasta el momento muestran que el templo de Alejandría fue construido por el rey Ptolomeo IV, que gobernó del 221 a.C. al 204 a.C.

FEW (EFE, Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto, The Independent)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s