Surgen dudas sobre las imágenes de 2021 de Trump llevando cajas de Mar-a-Lago a Bedminster

Tras el registro del FBI en Mar-a-Lago, se plantean preguntas después de que hayan reaparecido unas imágenes tomadas en mayo de 2021 en las que se ve a Donald Trumpabandonando Palm Beach (Florida) para dirigirse a su club de golf de Nueva Jersey durante el verano.

En el vídeo, grabado en principio para The Daily Mail, se puede ver al expresidente junto a un jet privado mientras se cargan hasta nueve cajas de cartón de almacenamiento en la aeronave.

El exagente del FBI Peter Strzok, quien en su día formó parte de la investigación de Robert Mueller sobre la colusión rusa, señaló en Twitter que la grabación fue tomada el 9 de mayo de 2021, después de que la Administración Nacional de Archivos y Registros informara al equipo de Trump que faltaba material y que podría estar en la residencia de Mar-a-Lago.

“Sabemos que las cosas son muy caóticas, como siempre lo son en el transcurso de una transición de un mandato”, escribió Gary Stern, consejero jefe de la agencia, a los abogados de Trump. “Pero es absolutamente necesario que obtengamos y demos cuenta de todos los registros presidenciales”.

Strzok tuiteó: “Mejor revisa Bedminster…”, sugiriendo que Trump ordenó el traslado de material de archivo de su casa de invierno en Florida a su residencia de verano en el Trump National Golf Club en Bedminster, Nueva Jersey.

Además, Strzok señala que la marca de la caja utilizada es la misma que se ve en la foto de las pruebas tomada por el FBI durante el registro del 8 de agosto de 2022 en Mar-a-Lago después de que no se devolvieran los documentos desaparecidos a los Archivos Nacionales.

La agencia fotográfica que tomó las imágenes de la carga del avión señaló en Twitter que fueron testigos de “docenas de cajas de archivos llevadas por ayudantes”.

La reaparición de las imágenes se produce apenas unos días después de que los fiscales de EE.UU. advirtieran que el equipo de Trump podría seguir reteniendo algunos archivos clasificados retirados de la Casa Blanca al finalizar el mandato del expresidente.

La revelación se hizo en una presentación judicial del Departamento de Justicia en la que se pide a la jueza de distrito de EE.UU. designada por Trump, Aileen Cannon, que le permita seguir revisando un centenar de registros clasificados incautados por el FBI en la finca de Trump el mes pasado.

“Sin una suspensión, el gobierno y el público también sufrirán un daño irreparable por el retraso indebido de la investigación criminal”, escribieron los fiscales en la presentación.

La medida cautelar contra el uso de los registros clasificados en la investigación penal podría impedir los esfuerzos para identificar la existencia de cualquier registro clasificado adicional que no está siendo almacenado de forma correcta – lo que en sí mismo presenta el potencial de riesgo continuo para la seguridad nacional”, añadieron.

La exabogada de EE.UU. de la administración Obama y analista legal de MSNBC, Joyce Alene, dijo sobre las imágenes que muestran cajas al parecer siendo retiradas a Nueva Jersey: “Esto podría no ser nada, aunque también podría ser muy significativo. Requiere una investigación para conocer la verdad”.

Strzok era el subdirector de la División de Contrainteligencia del FBI y dirigió la investigación sobre la injerencia rusa en las elecciones estadounidenses de 2016. En el pasado, fungió como jefe de la Sección de Contraespionaje de la división y dirigió la investigación sobre el uso de Hillary Clinton de un servidor de correo electrónico personal.

A mediados de 2017, Strzok trabajó en la investigación del abogado especial Mueller sobre cualquier vínculo o coordinación entre la campaña presidencial de Donald Trump y el gobierno ruso.

Mueller retiró a Strzok de la investigación sobre Rusia después de que los intercambios de mensajes de texto entre él y la abogada del FBI, Lisa Page, contuvieran críticas a Trump y sus partidarios. Los congresistas republicanos y los medios de comunicación de derecha acusaron a Strzok de participar en una conspiración para socavar la presidencia de Trump, aunque no se encontraron pruebas de una conspiración en una revisión exhaustiva de los cerca de 7.000 textos realizada por The Wall Street Journal.

Strzok fue despedido y, más tarde, demandó al FBI y al Departamento de Justicia por despido improcedente.

Lee también: Google se rehúsa a ofrecer la red social de Trump

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s