Policía de NYPD siguió a su esposa, y mató a tiros al amante y luego se quitó la vida

Un policía de Nueva York siguió a su esposa y al amante de ella a un hotel. Sean Armstead, de 36 años, mató al amante de su mujer y luego se quitó la vida, reporta The New York Post. 

El policía —que iba a trabajar ese día en el Bronx— llamó enfermó para seguir a su esposa Alexandra Vanderheyden, de 35 años, y a su amante, Edward Wilkins, de 20 años. Los amantes manejaron en carros separados y se encontraron en un hotel La Quinta Inn, el domingo en la tarde.

Vanderheyden —quien contrató a Wilkins para que trabajara en su compañía de caminar perros— dejó su carro en otro lugar cerca del hotel y le pidió a su amante que la llevara en su carro. La mujer tenía miedo de que su esposo sospechara de su relación extramatrimonial y encontrara su auto estacionado en un hotel.

Los amantes se quedaron en el hotel varias horas antes de llegar a comer a un restaurante Golden Corral. Luego se fueron a Dave & Busters. Sobre las 10:45 p.m. regresaron al hotel. Entonces Wilkins la llevó a ella a recoger en su carro —pensando que su esposo ya estaba trabajando— y regresaron juntos al hotel.

Presunto delincuente muerto y un policía resultó herido tras un tiroteo en El Bronx NY

Facebook/Alexandra Vanderheyden Alexandra Vanderheyden y Sean Armstead

Vanderheyden le dijo a los investigadores que ella sospecha que su esposo la rastreó por su teléfono celular. El esposo, en un ataque de celos, siguió a Wilkins en la autopista NY-211, chocando su auto. Wilkins salió corriendo del carro y trató de escapar. Llegó al estacionamiento cerca de un restaurante Buffalo Wild Wings, donde el policía le disparó en la cabeza, según las autoridades.

Un adolescente de 17 años murió baleado: emboscada grupal en bodega del Bronx NY

Facebook/Alexandra Vanderheyden Alexandra Vanderheyden y Sean Armstead

Luego el policía se suicidó con la misma pistola. Vanderheyden —quien los estaba siguiendo en el carro de ella— encontró los cadáveres de su esposo y de su amante en charcos de sangre.

Según fuentes, Wilkins comenzó a trabajar con Vanderheyden en su compañía de caminar perros y ahí surgió el romance. La mujer y el policía habían estado casados nueve años.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s