7 cosas que NO debes comer porque dañan tus riñones en el Día Mundial del Riñón

Hoy es el Día Mundial del Riñón y, tanto si padeces enfermedad renal como si estás sano, elegir bien tus alimentos es fundamental para no dañar estos órganos importantísimos de tu cuerpo

Riñones

Hoy 10 de marzo es el Día Mundial del Riñón, y la efeméride no es menor si consideramos la valiosa función de nuestros riñones en el cuerpo y que más de 37 millones de estadounidenses sufren enfermedad renal, la mayoría sin saberlo. Por ello, es muy importante saber las cosas que no debes comer porque dañan tus riñones; evitar o limitar estos alimentos te ayudarán a mantener estos órganos saludables.

Entre otras funciones, los riñones filtran las toxinas de la sangre que posteriormente eliminamos por la orina, para que el suministro sanguíneo llegue cargado de nutrientes. Gracias a los riñones producimos hormonas y mantenemos un equilibrio de sustancias en el cuerpo. Factores como la diabetes o la hipertensión pueden provocar daño permanente en los riñones, pero también nuestra alimentación.

Según la recomendación de los expertos de Healthline, evita o disminuye el consumo de los siguientes alimentos para mejorar la función de tus riñones y disminuir la acumulación de desechos en tu sangre:

1 Lácteos

Los lácteos son una buena fuente natural de potasio, fósforo y proteína, pero para las personas con enfermedad renal, el exceso de fósforo puede dañar sus huesos, pues al acumularse en la sangre por una mala filtración, ocurre la descalcificación.

2 Carnes procesadas

En cualquier tipo de dieta, las carnes procesadas son señaladas con una bandera roja, pues contienen mucha sal para mejorar y preservar su sabor

3 Bebidas oscuras

Los refrescos de color oscuro suelen contener grandes cantidades de fósforo y aditivos que no son nada recomendables para los riñones. El fósforo que no es natural ayuda a preservar las bebidas, mejora su sabor y evita que se decoloren, pero se acumula en el cuerpo en forma de sal.

4 Aceitunas, encurtidos y condimentos

Estos alimentos son ricos en sodio y, aunque existen opciones bajas en sal, aún así su contenido sigue siendo alto, así que limítalos todo lo que puedas.

5 Comidas instantáneas

Se trata de comidas altamente procesadas y, por ende, con altos contenidos de sal. Para no superar los 2,300 mg de sodio diarios que se recomiendan, evita las comidas para microondas, los fideos instantáneos y la pizza congelada.

6 Alimentos en lata

Los enlatados son muy prácticos y tienen costos accesibles, pero contienen mucha sal como conservador. El sodio en exceso causa retención de líquidos y daña la labor de filtración de los riñones. Prefiere los alimentos con la etiqueta “sin sal añadida” o enjuaga y escurre los alimentos enlatados como el atún o los frijoles.

7 Galletas y papas fritas

Estos snacks listos para comerse suelen contener mucha sal y prácticamente carecen de nutrientes. Además, es muy fácil superar la porción recomendada de este tipo de botanas, por lo que acabarás consumiendo más sal y más calorías.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s