Estados Unidos reportó más de 900,000 muertes por COVID-19 desde el comienzo de la pandemia 

Las muertes por COVID-19 en Estados Unidos han ascendido a 900,000 desde el inicio de la pandemia, según cifras de la Universidad Johns Hopkins publicadas este viernes

La Universidad Johns Hopkins precisó este viernes que en los Estados Unidos se han reportado más de 900,000 muertes por COVID-19 desde el inicio de la pandemia, a pesar de que los expertos crean que el número de decesos es aún mayor.

En las últimas semanas, en Estados Unidos se ha reportado un promedio superior a las de 2,000 nuevas muertes diarias por COVID-19, de acuerdo con Johns Hopkins.

De todas las muertes registradas, más de un tercio de ellas ocurrieron el invierno pasado, entre noviembre de 2020 y febrero de 2021.l

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), los adultos no vacunados tienen un riesgo 97 veces mayor de morir por COVID-19 que los adultos que están completamente vacunados y con el refuerzo, pero el riesgo de muerte sigue siendo más elevado para personas mayores.

En el país, más de las tres cuartas partes de los fallecidos por el virus desde que comenzó la pandemia tienen 65 años o más, incluyendo una cuarta parte de las muertes que han sido para mayores de 85 años.

Asimismo, alrededor de 150,000 residentes y personal de hogares de ancianos han muerto por COVID-19, representando el 15% del total de muertes por el coronavirus en Estados Unidos, según datos de los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid. 

Acotó la Universidad Johns Hopkins que a nivel mundial se han reportado más de 5.7 millones de fallecimientos por COVID-19, y en Estados Unidos, la tasa de muertes representa el 16% en todo el mundo.

Mississippi ha sido el estado con la tasa de mortalidad más alta, mientras que la más baja está en Hawái, reseñó CNN.

De acuerdo con los datos disponibles, el número de muertes en Estados Unidos por COVID-19 se mantiene como el más alto de cualquier nación en el mundo, a pesar de que los contagios han tenido un descenso considerable con relación a los primeros meses de la llegada de la variante Ómicron.

“La crisis de COVID-19 se ha recortado a la mitad en solo tres semanas. Todavía hay demasiados casos y necesitamos estar alerta. Pero seamos claros, este es un descenso drástico“, declaró este viernes Joe Biden desde la Casa Blanca respecto a la disminución de casos en el país. 

Sin embargo, reconoció que la tasa de muertes por el virus se mantiene en alza, pues el promedio de muertes semanales representa el doble de lo reportado en diciembre.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s