Nieve de sangre”: el llamativo fenómeno que afecta a la Antártida 

Una imagen particular de la Antártida sorprendió al mundoluego de reflejar una montaña con nieve rodeada de un color rojo brillante. Si bien en un primer impacto parece que se trataba de sangre, un científico aclaró que se trata de una floración de algas llamadas Chlamydomonas Chlamydomonas nivalis, las cuales se ubican en aguas heladas con frío extremo.

Según el medio Vice, estas proliferaciones de los organismos se intensificaron en el último tiempo como consecuencia del cambio climático. Si bien lo normal es ver este tipo de floraciones de tono verde en playas o lagos de agua dulce, la particularidad de este tipo de algas es que únicamente se encuentran en glaciares y picos de montañas.

Qué es lo que provoca el color rojo en este tipo de algas

Apodada como “nieve roja” por su color distintivo, este tipo de especies tiñen sus organismos de un tono más oscuro. Todo proviene de sus carotenoides, los cuales absorben la luz solar y permiten a los organismos proliferar aún más. Si bien para las algas es una clara ventaja, no es positivo para el cambio climático, ya que provocan que la nieve se derrita mucho más rápido de lo habitual. 

Es por esta particular razón que este fenómeno llama aún más la atención de los científicos, por lo que buscan comprender la distribución global de estas especies y cuál es el impacto que provocan en las regiones más frías de la tierra.

El grupo de profesionales, dirigidos por Yukihiko Onuma, investigador de la Universidad de Tokio, crearon un modelo innovador que busca simular cuál es el lugar donde es más común que se ubiquen este tipo de algas en lo que conocemos como criósfera. Según un nuevo estudio publicado en la revista de Investigación Geofísica, el trabajo que llevan a cabo tiene el “potencial de ser utilizado para la predicción global de futuros fenómenos de nieve roja, que probablemente se sincronicen con el cambio climático mundial”.

En tanto, Onuma informó que los científicos aún no están completamente seguros de la relación que hay entre la nieve roja y el cambio climático, pero que imaginan que esta distribución irá cambiando a lo largo del tiempo por el calentamiento global. “En consecuencia, el ecosistema en la criósfera también puede cambiar en el futuro, aunque se necesitan más estudios”, sostuvo.

Las zonas en las que llevan a cabo el estudio (Revista JGR/)

Para conocer las respuestas ante este fenómeno, todos los miembros del equipo utilizaron los datos del modelo en un total de 15 áreas polares de todo el mundo y los compararon en un mapa global que predijo en qué áreas era más probable que aparecieran este tipo de algas.

Cuáles fueron los resultados que arrojó el estudio realizado por los investigadores

La investigación reveló que los organismos se vieron mucho más beneficiados cuando la nieve caía sobre ellos. De esa forma, descubrieron que estas algas proliferan particularmente desde la primavera hasta el verano. “Los fenómenos de nieve roja en todo el mundo se han informado a menudo en verano, cuando es más probable que ocurran tales condiciones de nieve”, expresó Onuma.

“Además de eso, la cantidad de nieve que cae durante el invierno puede ser un factor importante para controlar la duración del fenómeno de la nieve roja porque la duración de la nieve restante está muy relacionada con él”, aclaró.

La conclusión del estudio arrojó que los hábitats más fríos del mundo se encuentran entre los más vulnerables, por consecuencia de la rapidez con la que llega el cambio climático. Es por esta razón que es muy importante comprender los cambios que experimentan actualmente esas zonas, ya que si bien la nieve roja es un crecimiento de un organismo, también puede afectar a otras especies que se encuentran allí.

Nieve roja en el parque Yosemite, Estados Unidos (YOSEMITE NATIONAL PARK/)

Actualmente estamos interesados en una proyección futura de los efectos de la actividad biológica en la criósfera utilizando nuestro modelo propuesto en este estudio”, indicó el científico. “Planeamos evaluar la disminución del albedo de la nieve y el aumento del carbono orgánico causado por la proliferación de algas de nieve en el clima. Por supuesto, también estamos interesados en el cambio interanual en la distribución de la nieve roja en todo el mundo”, concluyó Onuma en la investigación.

Solo resta que pasen más días para saber un poco más sobre este fenómeno, que en la actualidad los científicos se muestran muy interesados en relación a los cambios y mutaciones que podrían llegar a causar en la tierra, especialmente en las regiones más heladas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s