El presidente del Cabildo de La Gomera plantea bombardear el volcán de La Palma para guiar la senda de la lava 

El presidente del Cabildo de la isla canaria de La Gomera, Casimiro Curbelo, ha sugerido la posibilidad de bombardear el volcán de la isla vecina de La Palma, como medio para encauzar las coladas de lava y minimizar la destrucción que están provocando.

«¿No hay un avión que vuela y que pueda hacer caer? Llegar y hacer caer ¡blum! y yo, oriento la lava en una dirección. Igual lo que yo digo es un disparate. A mí me da la impresión que desde el punto de vista tecnológico hay que probarlo», ha dicho Curbelo en declaraciones recogidas por la Cadena Ser.

Así, en una tertulia en la emisora de radio Faycan, el político sorprendió a todos planteando arrojar bombas desde aviones militares, aunque matizó que no se refería a artillería pesada: «Situémonos en una realidad de una balsa que pierde agua y queremos que fluya de golpe, habrá que actuar con un sistema que haga caer una pequeña bomba explosiva y destruir una parte de pantalla y que salga todo a la vez», expuso a modo de ejemplo.

Más de cinco semanas de erupción

Ya han pasado más de cinco semanas desde que el volcán de La Palma entró en erupción el pasado 19 de septiembre y las consecuencias económicas y humanas están dando lugar a que algunas personas comiencen a poner sobre la mesa soluciones poco convencionales.

La última madrugada, La Palma ha vuelto a vivir una intensa actividad sísmica. Uno de las decenas de sismos que se han producido ha alcanzado 4,8 grados de magnitud, mientras que los expertos advierten que es probable que se llegue a alcanzar los 6 grados.

Además, este martes por la tarde colapsó el cono interno del volcán sobre sí mismo, según informó el Instituto Volcanológico de Canarias (INVOLCAN). El cono volcánico surgido en Cumbre Vieja, todavía sin nombre, se reconfigura continuamente debido al peso del material magmático.

Las coladas de lava continúan su marcha

Las coladas de lava continúan avanzando y, según el último cálculo del sistema europeo de satélites Copernicus, ya han arrasado más de 908 hectáreas y destruido más de 2.100 edificaciones, de las que se calcula que aproximadamente la mitad son de uso residencial.

Alrededor de 7.000 vecinos siguen evacuados de sus viviendas y no se descartan nuevos desalojos. Tampoco se descartan nuevos confinamientos si la segunda colada de lava llega al mar.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s