Desde hoy exigirán pasaporte de vacunación COVID a clientes en muchos sitios de Nueva York

Desde hoy NYC comenzará a reforzar la prueba de vacunación anti coronavirus, advirtió ayer el alcalde Bill de Blasio, en lo que se perfila como una nueva etapa de confusión en la larga pandemia.

Mostrar la prueba de vacunación -en papel o de manera digital- y una coincidente identificación oficial (foto y nombre) será obligatorio para entrar en muchos espacios interiores en los cinco condados. La alcaldía espera ir reforzando la medida desde hoy y hasta mediados de septiembre, evaluando los reportes de contagios. 

La medida, denominada “Key to NYC” (“Llave a NYC”), se aplicará a los restaurantes, bares, museos y cines y teatros, pero no a lugares como edificios de oficinas, centros comunitarios y para personas mayores, así como comedores al aire libre.

En todo Nueva York, tanto para residente como turistas, la forma más práctica de mostrar el estatus es tomar una foto con el teléfono a la tarjeta de vacunación sin importa dónde se recibieron la o las dosis, o descargar de manera gratis el pasaporte “NYS Excelsior Pass”, para quienes se vacunaron dentro del estado. Así, no se corre el riesgo de que se dañe o extravíe el comprobante original.

El 13 de septiembre la ciudad comenzará a emitir multas: $1,000 dólares por la primera infracción y $2,000 por la segunda, a los establecimientos que no se aseguren de atender sólo a clientes vacunados.

“Es un enfoque que deja en claro el poder de la vacunación. Es el máximo estímulo para que la gente se vacune”, dijo De Blasio ayer durante su conferencia de prensa virtual diaria, que se lleva a cabo de forma remota desde el Ayuntamiento.

Es parte de las medidas para seguir convenciendo a quienes aún no se han inmunizadocombatir el reciente aumento en los casos de COVID-19, impulsado por la propagación de la variante Delta altamente contagiosa en los cinco condados en las últimas semanas.

“Queremos que la gente disfrute de la plenitud de la ciudad, pero hay que vacunarse para hacerlo”, insistió De Blasio. “Estoy absolutamente seguro de que esto va a motivar a mucha gente a vacunarse (…) especialmente los jóvenes”.

Para correr la voz y educar a las empresas locales sobre el nuevo programa, la medida se anunció por primera vez el 3 de agosto. Y hoy el Ayuntamiento lanzará una campaña de concienciación pública de $10 millones de dólares, dijo de Blasio.

Los siguientes tipos de establecimientos deberán solicitar un comprobante de vacunación para ingresar: restaurantes y bares en espacios cerrados, teatros, cines, salas de conciertos y música en vivo, museos, galerías, acuarios, zoológicos, estadios y arenas deportivas profesionales, centros de convenciones, salas de exposición, casinos y gimnasios.

En cambio, no será necesario en escuelas, sitios para comer y beber al aire libre, restaurante de comida rápida para llevar, edificios residenciales y de oficinas, iglesias, centros comunitarios y de ancianos, resumió New York Post.

Más allá de que estén de acuerdo, algunos encargados predicen que habrá confusión en las puertas, y quizá hasta clientes malhumorados si se sienten “discriminados” al negarles el acceso. “Los clientes y los restaurantes no sabrán realmente lo que está sucediendo con esto”, comentó un copropietario de un lugar de hamburguesas en Midtown Manhattan.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s