Acusación de fraude fiscal, plagio, colgante nazi y otras polémicas de Shakira

La cantante colombiana cosecha éxitos musicales a la par que polémicas personales. Con su rostro angelical y su amplia sonrisa, Shakira es una mujer de carácter que ha sido acusada por liarla en la vía pública, por lanzar canciones sospechosamente parecidas a otras e incluso por vender un colgante con simbología usada por los nazis.

La artista tuvo problemas en el verano de 2010 en Barcelona por bañarse en una fuente pública (que encima se sitúa en medio del tráfico) y pasearse por la ciudad sin casco. Resulta que estaba rodando un videoclip para el cual no tenían ni siquiera los permisos necesarios del Ayuntamiento.

Lo peor es que, cuando el Ayuntamiento estudió multar a Shakira mediante el reporte de la Guardia Urbana, ella hizo unas declaraciones que dejaban mucho que desear: “La verdad, sí tenía que haberme puesto casco. ¿Pelo o casco? La decisión era simple. O me veía guapa con el pelo suelto o me ponía el casco. No me han cobrado la multa, pero sí, la voy a pagar, a ver si así no molestan más”, sentenciaba.

Durante esa misma estancia en la Ciudad Condal, Shakira tuvo otro problema con la Guardia Urbana y es que su chófer no tenía el carnet convalidado para el uso de vehículo con cristales tintados. El coche quedó inmovilizado por las autoridades y ella tuvo que buscarse un plan B sobre ruedas.

Al año siguiente, Shaki dejó al empresario argentino Antonio De La Rea y, mediante un comunicado oficial, explicó que ambos seguirían trabajando juntos a nivel artístico. Sin embargo, en 2012, Antonio demandó a su expareja porque aseguraba ser el creador de muchos de los éxitos de la colombiana y de su imagen de marca.

La demanda era por 100 millones de dólares pero el juzgado de L.A. la terminó desestimando y Shakira se salvó de pagarle un buen dineral a Antonio. Eso sí, esta demanda no ha sido la única polémica profesional de la novia de Gerard Piqué y es que la sombra del plagio también ha planeado sobre su carrera.

El temazo ‘Hips Don’t Lie’ que sonó muchísimo cuando lo lanzaron fue cuestionado porque su inicio de trompetas se parece muchísimo al de “Amores Como el Nuestro”, que es una canción de Jerry Rivera.

Otro ejemplo claro es su mítico ‘Waka Waka’ del Mundial de futbol de Sudáfrica en el que el estribillo es idéntico al de una canción mucho más antigua de Las Chicas del Can, una agrupación de merengue formada por mujeres de República Dominicana.

A estos problemas de autoría se sumaron problemas físicos que repercutieron seriamente en su trabajo y es que Shakira se vio forzada a cancelar 20 conciertos de su gira ‘El Dorado’ debido a una serie de complicaciones en su instrumento de trabajo, las cuerdas vocales. Tuvo que hacer reposo estricto de la voz dejando a sus fans sin Tour Mundial.

Precisamente en la promoción de El Dorado tuvo lugar una de sus más sonadas polémicas y fue a través de su tienda online. La página web oficial de Shakira, donde se venden sus entradas y el merchandising oficial puso a la venta un colgante con el símbolo del Sol Negro.

Esto le generó incontables críticas dado que este símbolo esotérico fue usado por las SS durante la Segunda Guerra Mundial y, al vender ella un colgante, la acusaron de simpatizar con el nazismo y la extrema derecha así como de antisemitismo.

Para esquivar una polémica tan escabrosa como esta que podía hundir su imagen definitivamente, Shakira retiró de su web el colgante y dejó de venderlo tras el revuelo causado.

El colgante que estaba a la venta en la web de Shakira

Pero, al margen de todos estos baches en su camino, hay sin duda un tema especialmente delicado: los Paradise Papers. En 2017 la cantante apareció en una investigación entre otras personas que trasladarían sus fortunas a paraísos fiscales evadiendo así los impuestos del país en el cual realmente residen.

Según lo publicado en la prensa: “Shakira trasladó sus derechos musicales y activos musicales, derechos intelectuales y marcas, valorados en 36.6 millones de dólares, a su sociedad Turnesol Limited, con sede en Malta, la cual es propietaria de una empresa en Luxemburgo, ACE Entertainment S.àr.l., que es la que gestiona los activos musicales y derechos de la cantante.

En su investigación, The Guardian también encontró que la cantante tiene su domicilio en Bahamas, aunque reside en Barcelona con su familia.”

Precisamente ahora, en 2021, el proceso sigue adelante y Shakira está a la espera de juicio dado que el juez ha apreciado indicios suficientes de que habría defraudado unos 14,5 millones de euros a Hacienda al simular que no vivía en España entre 2012 y 2014.

Al respecto, 20 Minutos recoge que: “El titular del Juzgado de instrucción número 2 de Barcelona considera que, pese a que las tesis de Hacienda y de la defensa son ‘diametralmente opuestas’ en cuanto a la interpretación tributaria a aplicar, hay ‘indicios suficientes de criminalidad’ para continuar con el procedimiento contra ella y que el caso se dirima en el juicio.”

Shakira es talentosa, rebelde pero también es polémica y esta serie de escándalos tanto en su carrera como a nivel personal, le pueden acabar pasando una enorme factura.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s